En la cabeza de la primera plana del periódico Metro:

¡Malditos bastardos!
En el gráfico, políticos, funcionarios, escritores, ecónomos y algún colado en actitud triunfalista. Todos sin cabeza, en su lugar unas pequeñas peceras llenas de cangrejos que no caminan porque no tienen espacio.
En el pie de foto: Los bastardos festejan luego de haber desmadrado los planes de todos, pasándole por encima a cualquier razonamiento metodológico que buscara el bienestar general.
En la nota: Luego de planearlo por años, los malditos bastardos tienen casi la totalidad de las plazas desmadradas, luego de lavar con cloro, durante años y vía mediática, las mentes de casi todos los humanos.
Ahora festejan, pero no se han dado cuenta que la ola es expansiva y regresiva, y que sin ser karma, han arrojado un bumérang que terminará por estrellárseles en la cara.
Este reportero, escribe las últimas palabras antes de correr, que el boomerang se acerca a esta redacción...también.

martes, enero 27, 2009

3 Comments:

Vicente Sanchez said...

Y que no me digan en la esquina (...)
eso a mi me mortifica...

Ya que las tendencias estéticas, monetarias y mediaticas tienden a nombrar este como el añó de la fé sin siquiera necesidad de decirlo, pienso que es buen momento para coverear esa oda al auto consuelo en negación. Al pueblo lo que necesite.

axa said...

ja ja, buena pregunta.

¿por qué no ha reventado la sociedad si hay cosas mal? misterio de misterios....¿será acaso el fultbol?

alicia said...

¿Y si el pueblo necesita proteínas? ¿o la paz mundial? ¿qué haremos?

 
Desde la trinchera, desde mi sonido... - Wordpress Themes is proudly powered by WordPress and themed by Mukkamu Templates Novo Blogger