Aquí está un guión radiofónico, tal cual, para un programa de radio llamado Panorama:

LOC 1: Buenos, días, bienvenidos de nueva cuenta a Panorama. Les recordamos que este mes, el equipo Dopatrip está produciendo esta serie acerca del rock.

LOC 2: Si nos escuchaste el domingo pasado entonces sabrás que platicamos un poco de los inicios del género, otro poco de una parte de su evolución y escuchamos mucha música.

LOC 1: Pero si no lo escuchaste, no te preocupes, puedes empezar desde aquí.

LOC 2: Nos quedamos en algo así como que el rock es una expresión instituyente (como dice Juan Pablo Zebadúa en su libro El rock y la contracultura) sí, una expresión instituyente de resistencia y protesta sociocultural, algo que venía a ser expresión de quien tenga algo que reclamar al orden social…pero en los noventa, el precio a pagar fue la revalorización de la música por sobre la letra con reclamos sociales. Es decir, es recreación y no posición frente al mundo.

LOC 1: Y siguiendo con el texto Juan Pablo Zebadúa: “Estamos evidentemente frente al fenómeno de absorción cíclica, en donde el código de los medios impone su sello a ofrecer un tipo de rock Light en donde ha sido suavizada la protesta, de modo que ahora sí puede entrar al seno del hogar por todas las pantallas chicas y grises de la televisión”

LOC 2: Y entonces, como el rock se ha convertido en un objeto de consumo, pues ha perdido ciertas características contestatarias: ya no nos desgarramos las vestiduras, ni hacemos el amor en la calle para protestar en contra del mundo o de la guerra. Ahora, se prefiere la música fundamentada en los ritmos roqueros pero con otras búsquedas.

LOC 1: Basta con voltear un poco atrás (otra vez) los setentas roqueros enarbolaron la libertad

PINK FLOYD?

LOC 1: los ochenta, la vida en contraposición con la muerte

PIXIES? LOU REED OTRA VEZ?

LOC 1: Los noventa, el futuro…o mejor dicho, el no futuro

EHM, NIRVANITA? NIN?

LOC 2: Tenemos que hacer notar, que aun cuando desde los setenta venían usándose aparatos electrónicos para crear música, en los noventas su uso prolifera y se agudiza. Esto se debe, según el mismo Juan Pablo Zebadúa a que: “La tecnocracia (de esos años) es la materialización de un sistema político-social que determina al ser humano a alcanzar los máximos niveles de industrialización lográndolo en el más profundo sentido de competitividad…(En la tecnocracia) toda la capacidad de discernimiento de los ciudadanos es absorbida, modificada y transformada, en aras de esa gran idea general del progreso material. A cambio del bienestar humano, el bienestar tecnológico”.

LOC 1: ¿Entonces? ¿en qué quedamos? ¿El rock se vendió? ¿se murió? O como dice José Agustín: se adecuó...

LOC 2: Lo que sí es seguro, como dice Adrián Acosta Silva, es que el rock ha dejado de ser un movimiento como tal para convertirse en un foro público donde confluyen actores, se construyen significaciones y representaciones, identidades y lealtades, estilos de vida y ámbitos de discusión pública. Esto por la masificación de la tecnología a finales de los ochenta y principio de la nueva década, teniendo como consecuencia, entre otras múltiples cosas, la expansión musical de los mass media. También por el efecto simbólico de la Caída del Muro de Berlín y la quiebra de los ideales y utopías político-sociales. Por otro lado, está la escasa propuesta del rock, como manifestación sociocultural subalterna, contraria a los procesos de absorción y mediatización de la cultura hegemónica.

LOC 1: En este contexto social, el parámetro de la masificación propone la desaparición de las colectividades (e individualidades) como promotoras de otros lenguajes, distintos a las tendencias con pretenciones uniformantes. Pareciera ser que en los noventa ya no existe la posibilidad de propuesta ni de cambio. Se quiere negar la posibilidad de la reflexión y la crítica, sustituyéndolas por la apatía y la flojera mental que conduce el consumismo posmoderno en donde la comodidad es un requisito y el aburrimiento una actividad.

LOC 2: Dice Juan Pablo Zebadúa que en este panorama la juventud es blanco inmediato para bombardearla con la compra de conciencias a precios de remate. ..En este sentido, la uniformización se pretende absoluta, sin hacer caso a ninguna posibilidad reflexiva de poder imaginar el mundo de diferente manera, y en el cual los signos contestatarios no caben en el molde y fórmula de este Nuevo Orden Internacional

LOC 1: Por lo que ahora, el no pensar, es lo común. Lo impuesto. Si no pensamos entonces, nos volvemos tibios, sin propuestas…por lo que inevitablemente tenemos que llegar a la música del 2000.

LOC 2: Recordemos cuando entramos en este siglo. ¿Te acuerdas de las celebraciones de los mass media en general? ¿Recuerdas el Y2K? …¿y recuerdas qué música estabas escuchando antes y después de la celebración? Es que llegando el 2000, el rock, se llenó de bandas que se llamaban “los algo” the vines, the hives, the strokes, the White stripes…en fin. Los años 2000 nos han servido para recordar que después de todo lo aprendido por el rock y sus seguidores, había que volver la mirada a sus formas básicas.

LOC 1: El cuatro por cuatro volvió. Las guitarras como base melódica. Los gritos y los bailes frenéticos. Las agrupaciones con alineación básica: guitarra, bajo, batería y voz. La música electrónica al fin pudo separarse completamente del rock, y los investigadores del movimiento, ya la pusieron en un lugar aparte.

LOC 2: O sea, que volvemos a empezar. Pero ahora, en lugar de volver a la rebeldía per sé, vivimos la vista al mundo desde la posmodernidad, con superproducciones que pretenden parecer crudas. Y paradójicamente, en estos ocho años, el rock ha evolucionado por donde había evolucionado antes: ahora tenemos post rock, new wave, post punk, psycodelic rock, mad rock, stoner.. En fin, pues no nos queda mas que oir, oir, aquí van algunas piezas para que quede muestra.LOC 1: Después de haber oído mucho de los dos miles, podremos concluir este panorama, que ya entendimos que hoy por hoy, la música es utilitaria. Está la que sirve para bailar, para pelear, para “roquear”, para ponernos disfraces de luchadores…Aun cuando los estudiosos de la música vienen contemplándola como tal, desde hace mas de 50 años. Sin embargo, creemos que el concepto y el aprendizaje de la utilidad de la música, apenas se va entendiendo por el grueso de la población

jueves, noviembre 13, 2008

2 Comments:

Pleiotropik said...

Mira que bien... abres un blog y no invitas a la inauguración.
Jejeje.
Ya me desquitaré.

Saludos

CRP

alicia said...

UUUUUUUUUUUUUh hace un chingo que lo tengo...mas bien no te habías dado cuenta.Oye, ayer anduviste por acá y no me hablaste

 
Desde la trinchera, desde mi sonido... - Wordpress Themes is proudly powered by WordPress and themed by Mukkamu Templates Novo Blogger